domingo, 2 de febrero de 2014

Mi derecho a decidir

Mi derecho a decidir
                     “En el aborto, el respeto y el derecho
    a la decisión de la mujer”

No tenéis ningún derecho
a pensar por mí,
a planificar por mí,
a decidir por mí.

Llevo noches enteras sin dormir.
Días enteros de llorar.
Tardes enteras de pensar.

Y nadie.
Nadie digo.
Tiene derecho a privarme de mi libertad
de decidir por mí.

Ningún hombre,
ni ninguna mujer;
ninguna mujer,
ni ningún hombre
tienen poder sobre mí

Soy mujer.
Pero antes de mujer soy persona,
persona con voluntad propia,
persona con decisión propia,
persona con derecho propio.

Esta decisión me corroe por dentro,
me martiriza en las entrañas.
Pero esta decisión es mía,
sólo mía.

Por eso no puedo permitir
que me privéis
de mi derecho a decidir.

Porque si esto fuese así.
Y lo consintiera.
Me estaríais quitando todo,
mi propia personalidad,
mi esencia y mi ser.

Por tanto os pido,
una vez más,
que me dejéis ser yo,
como yo os dejo siempre ser
a cada uno de vosotros.




Luis Díaz-Cacho Campillo

No hay comentarios: