lunes, 3 de febrero de 2014

Un Presidente fuera de sí

Ayer,en la Convención del Partido Popular en Valladolid, al Presidente Rajoy se le "escapó" una de esas frasecitas que poco (o nada) ayudan a la convivencia que este país necesita para poder avanzar juntos.

En su desesperación por la nula credibilidad alcanzada ha pretendido revolverse en sus heridas para arramblar con todo a su alrededor.

Así bien, Rajoy acusó a Rubalcaba de "ser parte destacada en las causas de este calvario". Un Presidente del Gobierno que se precie ha de medir sus palabras para mantener el pulso a una convivencia, que de por sí (y desde que este PP soberbio llegó al poder) ya es muy difícil.

Señor Rajoy, la crisis que venimos padeciendo desde hace ya casi siete años en España (y en el mundo) es global, mundial. Causada por la banca (principalmente), en donde "algunos" de sus afiliados tomaban decisiones.

Al menos el Gobierno del Sr. Zapatero tomó medidas para poder atajar esta situación con los Fondos para impulsar la obra pública y crear empleo; o con las prórrogas sucesivas de los subsidios para facilitar renta a quienes se quedaban sin nada; amén de planes de Empleo.

Su gobierno ha dejado abandonados a los desempleados y a los ciudadanos. No existe obra pública; han recortado las políticas de empleo a lo irrisiorio; y han dejado a la deriva a las familias que tienen a todos sus miembros en paro.

Bien harían en esos encuentros en reconocer la Gürtel, la contabilidad B, los sobresueldos... Porque esto sí que es propio de España, de Partido Popular y de ustedes.

No hay comentarios: