domingo, 28 de agosto de 2011

Comienza el nuevo curso

Agosto va llegando a su fin y pareciera que el mundo vuelve a cobrar sentido, ímpetu e inercia con la llegada de septiembre.

Es como si de repente la vida volviese a surgir a nuestro alrededor y la rueda del calendario cogiese el brío de todos los años por septiembre.

El comienzo del nuevo curso político está servido. Sin embargo, este inicio de curso es muy diferente al de otros septiembres. La situación de dificultad que vive la sociedad mundial, la falta de recursos, los ataques directos a las economías de los grandes países, la deuda de los gobiernos, el desempleo que no para de crecer... hacen de este septiembre un mes especial.

En estas circunstancias necesitamos políticos de altura, personas esforzadas por resolver los problemas más que ocupadas de machacar a su adversario, referentes nacionales que sueñen una España mejor y miren hacia adelante.

Y hete aquí el problema. Lo que observo en los unos y en los otros, en los de ellos y en los míos, son abismos insalvables, ataque personales constantes, falta de conciencia de la circunstancia tan excepcional que nos ha tocado gestionar. Y así, amigos míos, será muy difícil avanzar.

Por eso no me extraña nada que la opinión de la ciudadanía sobre nosotros, los políticos, esté cada vez más por los suelos y ya no seamos referencia ni de nosotros mismos.

¿Tanto nos cuesta comprender?

miércoles, 17 de agosto de 2011

Mi nómina

Hoy he hecho pública mi nómina en la página web del Ayuntamiento: www.lasolana.es.

La primera nómina completa que he cobrado del Ayuntamiento y correspondiente al mes de julio de 2011.

La transparencia ha sido uno de los ejes estratégicos principales de nuestra campaña electoral, junto con la participación.

Los ciudadanos y las ciudadanas tienen derecho a la información y voy a abundar en ello hasta la saciedad, porque creo sinceramente que ha de ser así.

Ya se han hecho públicas las declaraciones de bienes y patrimonio de los concejales que, voluntariamente, lo han querido. Publicamos las actas de los plenos y retransmitimos los plenos en directo.
El camino está definido. Ahora tan sólo hace falta ir dotándolo de contenido.

domingo, 14 de agosto de 2011

Somalia

Los vemos arrastrarse sobre ellos mismos, la dignidad perdida y la esperanza inexistente, para transmitirnos a voz en grito su dolor a través del tamaño de sus ojos y de la luz de sus miradas.


El mundo se ha deshumanizado, se ha individualizado. Ya no nos importa nada que no ocurra alrededor de nosotros mismos.


Incluso, a veces, ni lo que ocurre alrededor de nosostros mismos nos preocupa si no nos afecta.


Ese es el mundo que entre todos hemos construido. Un espacio donde la información y el dinero circulan a velocidad de vértigo y de golpe de ratón para hacernos llegar en tiempo real la muerte de un niño en la desesperanza de Somalia o la quiebra de un continente ante las fauces sedientas de venganza de los especuladores financieros (algunos ya les llaman "criminales financieros").


Ante tanta hipocresía no podemos permanecer impasivos. Tenemos que reaccionar, indignarnos, movilizarnos, criticar y actuar.


Cada vez encuentro más sentido, ante una sociedad tan pasiva, al libro de Stéphane Hessel "Indignaos".


Indignémosnos y reaccionemos juntos.