martes, 29 de mayo de 2012

La trampa territorial

Los Ayuntamientos somos las entidades territoriales más próximas a los ciudadanos. La Ley de Bases de Régimen Local y la normativa al respecto establece la organización territorial y nos define como “entidades básicas de la organización territorial del estado y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos”

La democracia española es una democracia joven aún y necesita de los retoques necesarios para ir ajustando su funcionamiento a la realidad de lo que ocurre.

Y ocurre que en estos algo más de treinta años de democracia la financiación de los Ayuntamientos, la financiación de lo local, continúa sin resolverse.

Los porcentajes de transferencia y de gestión de los recursos económicos en la escala territorial (Administración Central, Comunidades Autónomas y  Ayuntamientos) pactados hace años no han funcionado.

La política local que desarrollamos en la mayoría de los Ayuntamientos de España (no importa el color político) se circunscribe a la gestión de los recursos que manejamos. Recursos que provienen de los impuestos, tasas y precios públicos; de las transferencias de recursos de la Administración Central y de las convocatorias de las Comunidades Autónomas.

Es precisamente la indefinición en la participación de los presupuestos de las Comunidades Autónomas y en la transferencia de recursos, la que nos impide poder planificar y prever la gestión con la lógica y con la coherencia con la que tendríamos que hacerla.

La participación de los Ayuntamientos en la distribución de los recursos de las Comunidades Autónomas debería ser clara y transparente, con indicadores objetivables relacionados con la población, con el territorio, con la ruralidad o con cualquier otro indicador que no se preste a confusión, interpretación o arbitrariedad.

Además, en estos años de democracia, los Ayuntamientos hemos ido cayendo poco a poco en una trampa territorial perfectamente ideada por las Comunidades Autónomas, que nos tiene atrapados en una tela de araña de la que es imposible de escapar.

En este tiempo hemos ido asumiendo servicios y competencias que no eran nuestros, que se financiaban con las convocatorias anuales  y los recursos de las Comunidades Autónomas, que derivaron en consolidación de personal adscrito a esos servicios y que en este momento de recortes van a acabar asfixiando (literalmente) a los Ayuntamientos.

Ahora más que nunca, por la coyuntura económica que vivimos y porque ha quedado en evidencia que el sistema de transferencia de recursos de las Comunidades Autónomas a los Ayuntamientos hace aguas, es preciso que nos pongamos a reflexionar sobre lo que está ocurriendo.

Los Ayuntamientos necesitamos un sistema de financiación claro y transparente urgentemente.

Un sistema de financiación que nos permita planificar la gestión y nos ayude a tomar las decisiones que tengamos que tomar con los recursos económicos reales con los que contamos.

Y para ello, necesitamos clarificar cuanto antes cómo vamos a participar, con toda la transparencia, de la transferencia de recursos de las Comunidades Autónomas.



Luis Díaz-Cacho Campillo
Alcalde de La Solana
(Ciudad Real)

sábado, 26 de mayo de 2012

Fraude electoral

Conforme van pasando los días y las semanas la sociedad española va constatando la gran mentira política del Partido Popular.

Nos engañaron en las campañas electorales: "el cambio traerá confianza, crecimiento y empleo". Pues bien, el anunciado cambio no nos ha traido ni confianza, ni crecimiento, ni empleo, sino más desempleo (batimos cifras históricas), menos confianza y decrecimiento diario. La prima de riesgo está disparada, el ibex ha bajado hasta los seis mil puntos y las agencias de calificación puntuan al bono basura a la mitad de las entidades financieras de España.

Nos engañaron con los mensajes: "no vamos a subir los impuestos nos dijeron. La educación y la sanidad son líneas rojas intocables. No tenemos intención de tocar la dependencia". Sin embargo unos meses después, la mayor parte de los recortes afectan sobremanera a la edaucación, a la sanidad, a la protección social y a la dependencia.

Nos engañaron con la cuentas de las Comunidades Autónomas. Las cuentas de la Comunidad de Madrid, de Valencia y de Castilla y León superaban con creces el déficit comunicado.

Nos engañaraon con Bankia. Con los 19.000 millones de euros que el Gobierno les va a inyectar se puede mantener la educación, la sanidad y la dependencia. Y aún sobra. Además todavía no sabemos si el Gobierno les va a cobrar intereses como hizo entonces Zapatero.

¿Con qué más engaños nos pueden sorprender? ?¿Cuántas mentiras quedan por descrubrir? Eso se lo contaremos en los próximos días.

miércoles, 16 de mayo de 2012

La frase de esta semana

No creais que es sencillo extraer una frase a la semana de nuestros gobernantes dada la abundancia y proliferación con que nos obsequian.

En esta ocasión le ha tocado a nuestra emérita Consejera de Empleo de Castilla La Mancha, que acaba de lucirse con la frasecita después de una reunión mantenida con los empresarios de la región.

Dice nuestra Consejera que en Castilla La Mancha se ha estado "demasiado acostumbrados" a los Planes de Empleo. ¡Muy bien! Así se aclaran las cosas. ¿Qué es eso de acostumbrase a malvivir con un contrato de tres meses y 700 euros al mes! Si eso no da para nada, mejor ni los convocamos. No vaya a ser que los parados y las paradas continúen acostumbrándose a estos Planes de Empleo.

¡Por cierto! Planes de Empleo que se pagan con dinero de Europa en su mayoría y que ni queremos. ¡Pues va a ser que nos hace falta a nosotros en Castilla La Mancha dinero de Europa!

Sra. Consejera, estimo que su declaración no es nada acertada. Seamos serios. Bien haría y haríamos, juntos si es preciso, demandar a Europa y al Gobierno Central todos los fondos posibles para poder atender a quienes han perdido su empleo y se han quedado con todos los miembros de la unidad familiar desempleados.

Es lo menos que esperan de sus gobernantes los ciudadanos.

domingo, 6 de mayo de 2012

Las frases de nuestros gobernantes

Hoy nos ha regalado el oido nuestra presidenta regional, la Sra. Cospedal, con una de las frasecitas a las que últimamente nos tienen acostumbrados estas/os chicos/as del nuevo PP regional.

A saber: "la austeridad es un instrumento para crear empleo". Ahí está. Sí señora. Una magnífica reflexión que me imagino que no ha pensado usted sola.

Si somos austeros y no gastamos en nada, pues ahorramos.

¿Planes de empleo para el record de parados en Castilla La Mancha? ¿Para qué? Eso es gasto. Austeridad y ayudamos a crear empleo...

No sé quien será el artífice de estas concienzudas reflexiones. Lo digo para felicitarle, porque no se puede ser más claro con los argumentos.