viernes, 18 de enero de 2013

Creo en la POLÍTICA

La política está por los suelos. La credibilidad política por los subsuelos.

¿Quién puede creer en los políticos? ¿Quién puede creer en la política?

Una sociedad sin política es una sociedad sin referencia, es una sociedad sin horizonte. Y lo peor de todo esto, es que quien escribe estas reflexiones es un férreo defensor de la POLÍTICA (con mayúsculas) y un político activo.

Creo en la política. Me dejo los sueños por la política. Vivo intensamente la política.

Creo en la política de lo pequeño, aquella política que pisa el barro y se roza todos los días con la gente. La polítca que sufre cuando no es capaz de resolver los gravísimos problemas que vive esta sociedad. La política del político que llora a solas más de una noche y ríe inensamente con los demás en otras.La política que se alienta con el tejido asociativo que nos da lecciones de humanidad cada día.

Esa es mi política. No la del ladrillo y el cemento. Sí, la que atiende el problema del ciudadano y le tiene que ofrecer a cada momento respuestas (a veces positivas y en otras ocasiones negativas).

Soy un iluso, lo sé. Soy un iluso porque la política en la que yo creo, y en la actual concepción de la política, podría ser la apolítica.

Pero esta es mi política, en la que yo creo. La política de muchos alcaldes/as y Concejales/as de muchísimos pueblos de este maravillos pais que se dejan los sueños cada noche por los demás sin esperar nada a cambio, sin estar liberados, dejando sus trabajos para dedicar su tiempo y el de sus familias a los demás.

Ésta es la verdadera política. La política concebida como servicio a la sociedad, como servicio a los demás, sin esperar conseguir nada a cambio. Sólo por el afán de servir a los demás para mejorar las posibilidades del entorno en el que queremos vivir y en el que queremos que vivan nuestros hijos con el mejor futuro en el camino.

Ahora, más que nunca, creo en la política

lunes, 14 de enero de 2013

Cierre del Servicio de Urgencias

Hoy el Gobierno de Cospedal cierra 21 Puntos de Atención Continuada en Castilla La Mancha, 21 puntos de urgencias.

A partir de ahora en estos 21 municipios se cierran las urgencias y los ciudadanos tendrán que desplazarse a otros municipios. En unos de ellos desde las 15 horas de la tarde quedaron cerrados. En otros, desde las 20 horas.

El desmantelamiento de todo lo conseguido con tanto esfuerzo en tantos años y que repercute directamente en la calidad de vida y en la igualdad de las personas, es vertiginoso.

Cierran las urgencias, nos privatizan los hospitales, nos quitan las ambulancias..., decisiones que vamos a sufrir los ciudadanos (no ellos, por supuesto, que acuden a la Sanidad privada) y que afectarán a la calidad de nuestras vidas y a la propia posibilidad de vivir en ciertos casos.

Jamás antes, en nuestra reciente historia, habíamos asistido a un engaño, a una mentira, de este tamaño. Prometieron trabajo y esperanza y todo lo que tocan lo convierten en desesperación y en desigualdad.

Nos quieren súbditos y lo están consiguiendo. Si no hacemos nada podremos llegar a ser (incluso) esclavos. Entonces la culpa será tan sólo nuestra.