domingo, 8 de junio de 2014

Elecciones Europeas 2014

La elecciones europeas celebradas el pasado 25 de mayo han supuesto un mensaje al bipartidismo en España y han dibujado un nuevo mapa político con la aparición de nuevos partidos.

Lo que está ocurriendo en Francia y Gran Bretaña es preocupante. Y la abstención generalizada en casi todos los países nos tendría que hacer reflexionar.

Europa necesita volver a ser latido y corazón, sentimiento en el intento de la resolución de los problemas de los europeos.

Creo en Europa. Soy europeísta. He visto como este país cambiaba de arriba abajo en los últimos veinticinco años, gracias a la solidaridad europea. Pero lo que no puede ocurrir es que cuando el camino se hace estrecho repleguemos hacia los nacionalismos y nos olvidemos del proyecto en común en el que estamos embargados.

Eso es una falta tremenda de miras y una ausencia terrible de liderazgos.

1 comentario:

Licenciado_Indignado dijo...

Muy poético todo. Pero si ser Europa significa pagar al Banco Central Europeo con dinero público una deuda en parte ilegítima, me va a perdonar señor Díaz-Cacho, pero Merkel y Draghi pueden quedarse con su Europa. No se trata de nacionalismos, sino de la prioridad del país propio y su gente frente a una comunidad de la que pocos favores se pueden esperar.

Para terminar le voy a brindar una frase poética, de composición propia, en pro de su afición a la pluma: Una hucha nunca se libra del martillazo de quien la llena.

Un saludo.